Getting over it with Bennett Foddy trata sobre la vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email
Lo odio. Detesto todo. Siento cada músculo tenso de mi ser. Quiero romper todo. En cuestión de segundos llego a la gran premisa del comienzo: trata sobre la vida.

Antes de leer esta nota, por favor, jugalo al menos una hora para comprender de qué hablo. Está disponible en Steam.

Acá no habrá spoilers ni cosas raras.

Las aventuras del hombre mate

Arranco el juego. Al principio me cuesta entender de qué va. Intento trepar. Digo “esto es fácil”. El narrador me habla de cosas que no me interesan y comienzo a odiarlo. Al toque me doy cuenta de que esto es el verdadero infierno.

El autoboicot es constante y sonante. Si dudás, perdés. Si sos impulsivo, perdés. Si te paralizás, producto del miedo, perdés. Siento cómo cada músculo se me tensa. Lo intento. De verdad, lo intento. Trepo. Caigo. Trepo, caigo. Trepo, caigo. No entiendo cómo pasar una parte difícil. Grito de la impaciencia. ESTÁ MAL. TODO ESTE JUEGO ESTÁ MAL. ESTE MALDITO SISTEMA ESTÁ MAL.

Vuelvo a intentarlo. Le encuentro la lógica, después de 45 minutos. Caigo. Pruebo, me tensiono, caigo. Vuelvo a probar, ¡logro pasarlo!  ¡Al fin! ¡Felicidad! Caigo, pero no al principio del juego. Vuelvo a intentarlo, caigo, vuelvo a intentarlo, caigo en el lugar donde CASI comencé. Saco el juego, decido no jugarlo nunca más. Grito, puteo, aprieto los dientes, maldigo al aire.

¿¡QUIÉN INVENTÓ ESTA MIERDA!?

Lo odio. Detesto todo. Siento cada músculo tenso de mi ser. Quiero romper todo. En cuestión de segundos llego a la gran premisa del comienzo: trata sobre la vida.

Al otro día lo intento de vuelta. En cuestión de minutos llego a ese lugar que tanto me costaba  Lo que me llevó dos horas, ahora me lleva cuatro minutos como mucho. ¿Qué cambió? La experiencia.  La tolerancia a la frustración. El aprendizaje. 

La vida se trata de eso 

Vuelvo a intentarlo a la semana. ¡Llego más lejos aún! Bueno, un poquito más lejos. No habré llegado ni al 20% de la supuesta cima, o sea, de todo el juego, y ¿adivinen qué? Me volví a caer. Volví al principio. Vuelvo a intentarlo, y vuelvo y vuelvo y vuelvo a subir. Mi hombre mate nunca se cansa, no se queja, solo hace los mismos sonidos una y otra vez. Bennett Foddy cada tanto me pone una que otra musiquita, me dice algunas cosas con voz calma QUIERO CAGARLO A PIÑAS. POR QUÉ INVENTASTE ESTE JUEGO DEL HORROR, PEDAZO DE SORETE. Bueno, me calmo. En unos días vuelvo a intentarlo.

¡TREPO MÁS RÁPIDO QUE NUNCA!

No puedo creer cómo la experiencia me hizo más fuerte. ¡Ahora subo en cuestión de segundos! 

No pude volver al lugar donde había llegado. Solo duré 15 minutos de juego. 

Lo cerré.

Pero ¿saben qué? Voy a volver a intentarlo. 

¿De qué trata Getting over it with Bennett Foddy? De intentar, frustrarse, volver a intentar, ponerse tenso, intentar, intentar, intentar, intentar QUERER ROMPER TODO.

Y volver a intentar. 

Trata sobre la vida.

Compartilo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Dejate un comentario