¡A cocinar, que se acaba el Mundo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email
Si hay algo que no necesitábamos en esta cuarentena es un juego que nos provoque más ganas de ingerir comida. Y es que Cook, Serve, Delicious! 3, con su agradable música y limpios gráficos, nos ambienta de una manera tan placentera que nos seduce a jugar... y comer.

Exploremos esta interesante mezcla.

Corre el año 2041. Estados Unidos se está recuperando de una gran guerra y el negocio de la comida está en auge. Enormes corporaciones de gastronomía se disputan el mercado de la comida gourmet.

Cook, Serve, Delicious! es considerado el restaurante más fino entre las principales cadenas de restaurantes, como la de Chilly Bowl y Max Wieners (de previas entregas del juego).

Todas las firmas compiten ferozmente por ganar más y más mercado, y no escatiman recursos para ganarle a la competencia.

¡Brooooummm! Una enorme explosión sacude los alrededores de la sede principal de la cadena Cook, Serve, Delicious! El edificio acaba de sufrir un terrible atentado y se ha derrumbado hasta los cimientos. Al parecer no hay sobrevivientes.

Pero ¡esperen un momento! Dos simpáticas robotitas, Cleaver y Whisk, logran sacar de entre los escombros a Chef, el cocinero principal de Cook, Serve, Delicious!

Luego de notar que tiene heridas menores y una ligera hemorragia cerebral (¡¿quéeee?!), se les ocurre una idea.

Entusiasmadas con la posibilidad de trabajar con una persona viva (léase: no robot), reclutan a Chef para trabajar en su emprendimiento de comidas, el cual consiste en un Food Truck (Camión de Comidas).

Así arranca, con ruido de motor y todo, nuestra aventura gastronómica. Encarnando a Chef a bordo del Food Truck de Cleaver y Whisk, recorremos las principales rutas de Estados Unidos y atendemos el exigente requerimiento de los clientes en cada parada.

Durante el viaje veremos un típico paisaje rutero a través de una ventanita del camión, y acompañados por una música agradable iremos preparando las comidas que creemos nos pedirán los clientes en la próxima parada.

Una vez que llegamos al destino comenzamos a atender una cantidad inagotable de clientes. El sueño de cualquier chiringuito.

Si los clientes son atendidos en tiempo y forma, se irán contentos. Si no, se irán enojados, pero con la comida. Tontos no son.

Algunos clientes piden platos especiales, que dan mejor puntaje, el cual se definirá una vez cumplidas todas las paradas del día.

Como es de esperar, contamos con espacios de cocina y recursos limitados, por lo que las malas decisiones a la hora de elegir qué plato preparar inciden directamente en la calidad de atención a los clientes. Una decisión incorrecta puede llevar a que nadie pida ese plato y la comida se ponga en mal estado o se queme.

Al adquirir experiencia podremos actualizar el camión y comprar más espacios de cocina e ingredientes más elaborados. Asimismo las comidas requeridas por los clientes serán más complejas de preparar.

En este delicioso viaje aprenderemos sobre varias comidas. Muchas típicas de Estados Unidos, otras no tanto.

Lo bueno es que siempre contamos con la simpática compañía de las robotitas Cleaver y Whisk, que no solo nos hacen comentarios sobre nuestro progreso sino que nos ayudan a entregar los pedidos y siempre nos hacen sentir acompañados.

Durante toda la jornada de actividades el juego nos entrega una sensación agradable y familiar. La música, compuesta por Jonathan Geer (youtubéenlo y encontrarán la música del juego), es muy agradable y encaja de manera increíble con la buena vibra de Cook, Serve, Delicious! 3.

De hecho, mientras lo jugaba sentí varias veces la misma sensación de relax que tenía durante la ambientación nocturna en mi casa del Sims 1… ok, es un poco freak esa descripción, olvídenla.

En definitiva, aunque a la historia de fondo le falte una vuelta de tuerca, no afecta al gameplay, y Cook, Serve, Delicious! 3 nos ofrece un juego ocasional, entretenido y con un adecuado sistema de progresión.

Cabe destacar que también cuenta con gráficos delicados y agradables, buena música, y efectos de sonido tan realistas que nos darán ganas de hacernos un tostado de jamón y queso.

De verdad, podía oler el queso tostándose.

 

Algunos aspectos en contra

Antes de mencionar puntos en contra, hay que aclarar que estamos ante una versión early access, es decir, de acceso temprano. Aún está en fase de ajuste y desarrollo. Hecha la aclaración:

  • Audio y textos sólo en inglés.
  • La historia de fondo parece incompleta o ausente.
  • El objetivo central en que se basa el juego, preparar y entregar comidas, es demasiado frenético e impide concentrarse en la estrategia adecuada para obtener el mejor resultado que el juego nos pide.

 

Algunos aspectos a favor
  • La música y los efectos de sonido.
  • Los gráficos suaves y limpios.
  • La ambientación en general, agradable y relajante.
  • Aunque no pude probarlas, el juego promete configuraciones especiales de accesibilidad que consideran el daltonismo y las luces parpadeantes para prevenir ataques de epilepsia, entre otras.

 

Cook, Serve, Delicious! 3, de Vertigo Gaming Inc., es un juego ocasional que nos ofrece un momento de descanso sin descuidar el desafío. Vale la pena jugarlo cuando necesitamos una desconexión o una gratificación de corta duración.

Descártenlo si sólo pueden bajar el nivel de estrés liándose a tiros en un frenético Call of Duty modo zombi.

Dicho esto, subamos al camión y…

¡A cocinar! 

Compartilo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Dejate un comentario